Para nadie es un secreto que  la privacidad y el anonimato se han convertido en un privilegio del pasado. En el mundo en el que vivimos y al que entregamos voluntariamente nuestra información, son los datos y las empresas que saben usarlos quienes dominan el mercado…incluso, el mercado musical.  Parece difícil de creer, pero hasta en este mundo nuestros datos están marcando la pauta gracias a que los productores y cantantes recurren cada vez más al Big Data.

Los Big Data son los bancos de almacenamiento de datos masivos desde los  cuales se realizan distintos procedimientos para encontrar patrones. Según Oracle, es la forma de desarrollar estrategias “de administración de información integral que integra datos nuevos y tradicionales”.

Los datos se almacenan según el volumen, es decir, la cantidad de datos que se consiguen y cómo se convierten en información valiosa; la velocidad con que se consiguen y se ponen en práctica por medio del marketing; la variedad de datos capturados y el valor que les otorga la organización al momento de tomar decisiones.

Pero, ¿qué tiene que ver eso con la industria musical? La respuesta es sencilla: los productores, agentes, cantantes y músicos se han convertido en Data Drivens. Artistas de todos los géneros musicales como Lady Gaga han comenzado a hacer uso de los datos como un hábito para tomar decisiones, comunicarse y crear sus propias estrategias de mercadeo para guiar exitosamente su carrera con base en los indicadores que miden.gagamusicbigdata

Gracias a aplicaciones como Deezer, Spotify y otras plataformas de Streaming que almacenan información sobre la música que más nos gusta, lo último en la industria y quienes son fans de quien, los cantantes y bandas han podido comenzar a tener una conversación con sus públicos objetivos y a interactuar con ellos pues ya no son solo consumidores o clientes sino quienes determinarán quién tiene éxito y quién no. Por eso, hacer data driven  que significa monitorear y gestionar el Big Data, se ha convertido en la revolución tecnológica más grande dentro del mundo musical después del wolkswagen hippie de Woodstock.

Tanto es así que dentro de la comitiva de los cantantes ahora siempre va un community manager, como el de Katy Perry quien mantiene el record mundial de seguidores en twitter, con 91,7 millones de followers y conversa con sus fans incluso cuando se encuentra en el escenario.

katy perry

Los agentes ahora son los  encargados de monitorear los datos y la popularidad online de los músicos en listas como Billboard 100 o Next Big Sound Chart, que detectan tendencias, aportan visibilidad sobre el futuro de la industria y los artistas que influenciarán más adelante la radio a nivel mundial. “Las plataformas que la gente está usando continuarán evolucionando, pero serán parte integral del manejo de la carrera de los artistas; desde una gira y ver dónde están los fans, hasta encontrar el momento ideal para lanzar un albúm, los datos existen y no irán a ninguna parte”, agregó Liv Buli, periodista de datos de Next Big Sound.

next big sound

¡No te quedes atrás!

La Industria musical no es la única haciendo uso del Big Data, muchas organizaciones desde Wimbledon hasta IBM pasado por diferentes Institutos médicos, están haciendo grandes estrategias de Data – Driven para alcanzar sus objetivos. Aprende a impulsar tu marca desde la gestión de datos en el Foro de Marketing Relacional y Experiencia del cliente el próximo 30 de agosto, en Bogotá. Infórmate en www.fmr.com.co