Cuando conoces una persona que te interesa, siempre buscas saber quién es y por lo general, lo primero que obtienes es  su nombre, su número de celular o su perfil de Facebook para poder seguir en contacto. En el mundo empresarial, las bases de datos son ese bagaje de conocimientos que tenemos de quien nos interesa saber más y la hoja de vida es el camino para lograr obtener esa información.

Pensar en crear relaciones con una compañía o con los clientes es descubrir que hay información sin la cual no se puede gestar la relación. En Speak1to1 entendemos las relaciones de la misma manera como suceden entre las personas y para que la relación con tus clientes crezca con la misma naturalidad, compartimos contigo una herramienta que te permitirá conocerlos a profundidad para optimizar esa relación desde su creación; se trata de la hoja de vida.

¿Qué es la hoja de vida?

Una hoja de vida es el primer paso para conocer a tus públicos. Lo primero siempre será conocer el nombre y una forma de contacto, pero esta información no es suficiente si tu objetivo son las relaciones duraderas, fuertes y constantes.

Las empresas necesitan momentos para alimentar estas relaciones y en muchas ocasiones son ellas mismas las que deben crear estos espacios de encuentro usando diferentes medios para comunicarse.

Existen dos tipos de hoja de vida; la primera busca conseguir toda la información general de la compañía (razón social, industria y/o números de trabajadores), mientras que la segunda tiene como meta conseguir los contactos dentro de la compañía para crear en ambientes diferentes al laboral, ser más cercanos y apuntarle a lo personal. Depende de cada empresa el desarrollo de uno de estos modelos según sus objetivos. (Descubre lo que no sabías de tus clientes y deberías preguntar). 

Paso a paso para crear una hoja de vida

  1. Definir el buyer personas de la organización, es decir, crear prototipo ideal de cliente que comprará tus productos o servicios, imaginar sus características demográficas, metas y características previas al momento de compra.
  2. Definir los datos básicos que quieres tener del cliente.
  3. Definir los datos de perfil demográfico que deseas obtener de la compañía con la quieres relacionarte: número de clientes, empleados y/o sedes.
  4. Definir las características de comportamiento transaccional que son importantes conocer: cuánto factura el cliente, cuándo y haciendo qué.
  5. Definir el perfil por intereses, es decir, qué información te permitirá generar acciones de comunicación para profundizar la relación.

Una vez tengas claro a dónde quieres llegar, deberás visualizar por cada punto:

  • Los tipos de datos que recogerás: números, listas o textos.
  • Cómo vas a recoger ese dato: llamada, e-mail o formularios, entre otros.
  • Cada cuánto vas a actualizar esa información y si es necesario hacerlo varias veces.
  • Para qué vas a usar esa información.
Un ejemplo de hoja de vida
Un ejemplo de hoja de vida

Si nos sabes para qué mejor no lo hagas

Unos de los principios para tener una base de datos saludable y funcional es no almacenar información que no puedas usar en el futuro, si tienes dudas acerca de los escenarios en dónde podrás hacer uso de los datos que estás recogiendo, asegúrate de entender la importancia de hacerlo antes de gastar recursos y tiempo en esa obtención de información.

Las bases de datos siempre se están alimentando, pero es importante tener una planificación de cómo mantenerlas actualizadas. Los datos siempre deben poder aprovecharse y si bien puedes hacer una base de datos sin hoja de vida, te recomendamos ponerla en práctica para saber realmente cuáles son tus momentos de oportunidad para completarla.

Puedes crear una hoja de vida general que exista a través de todo el tiempo que dure la relación y esta te ayudará a identificar en qué momento pedir determinados datos o una hoja de vida para una campaña específica, desde la cual podrás priorizar y mantener actualizada la información más importante para tu marca. Independientemente de cuál elijas, busca siempre tener los datos contacto, demográficos, transaccionales y de gustos y preferencias para gestionar tus relaciones exitosamente. Conoce diferentes modelos de hoja de vida aquí.