¿Buscas conocer a tus clientes? ¿Quieres saber cómo puedes relacionarte mejor con ellos y quisieras tener el software necesario para conseguirlo? Si al respuesta es sí, el CRM tiene algo para ti.  Para nadie es un secreto que el éxito de toda organización es saber mantener a los clientes y maximizar efectivamente su rentabilidad, razón por la cual todas las marcas y empresas necesitan una estrategia de Customer Relationship Management que determine el elemento diferenciador que la competencia difícilmente podrá imitar.

Cuando los miembros de la organización se comprometen con la promesa de valor detrás de la estrategia de relacionamiento, procesar la información de esos clientes y gestionar relaciones a largo tiempo es más sencillo según la capacidad de la marca de liderar un proceso de transformación a partir del CRM.

Lo primero siempre serán las personas.

El valor de un cliente satisfecho determinará la capacidad de retención de la empresa y la fidelización de los clientes. Por eso, una estrategia de relacionamiento debe surgir siempre de la intención de desarrollar relaciones profundas y satisfactorias para ambas partes y así poder influenciar positivamente a los clientes que traigan consigo beneficios para todos. Según Lluís Renart, profesor de la Universidad de Navarra, existen tres estrategias o formas de adoptar un CRM, cada una con distintas aproximaciones y objetivos:

La primera está “orientada al mercado y a lograr desarrollar un servicio de valor añadido al cliente, con atención de alta calidad y con la voluntad de dar respuesta a sus distintas necesidades”. En este caso, su fin es meramente estratégico y brinda a la marca la posibilidad de personalizar ofertas, rentabilizar clientes y realizar mediciones hacia el futuro.

La segunda  está orientada a los procesos internos que buscan mejorar el servicio al mismo tiempo que reducen costes del mismo. “En este caso el CRM no define la estrategia de la compañía sino que se subordina a la ya existente para que sea más efectiva” y los empleados puedan enriquecer su proceso de venta.

La tercera estrategia está orientada a la defensa de la marca, es decir, a la fidelización y retención de clientes. Un programa exitoso de CRM disminuirá la brecha entre la ventaja que la competencia con productos o servicios similares pueda tener mientras fortalecen la estrategia digital actual.

¡El CRM está para ti, aprovéchalo!

Tener una estrategia de Customer Relationship Management facilitará el conocimiento del cliente, la personalización de productos y servicios, la efectividad de las ofertas  y la atención al público. Conoce todo lo que necesitas saber sobre CRM aquí y desarrolla y aprovecha mejor sus resultados para alcanzar el éxito de tu empresa.