Existe un dicho popular que dice que toda historia tiene dos versiones y una vez se tiene conocimiento de ambas es más fácil tomar decisiones. Este es un consejo aplicable a muchos escenarios de la vida personal y laboral que termina convirtiéndose literalmente en una necesidad dentro de campañas y estrategias de Marketing. A través de ellas, cada empresa comunica potentes mensajes que con planeación y medición, llegarán directamente al corazón de sus clientes. Sí, me refiero al A/B Testing.

Por eso, en Speak1to1 creamos esta versión de preguntas frecuentes para que conozcas el lado A/B de tus campañas de Marketing. Empecemos por lo más importante:

¿Qué es A/B Testing?

Es el método más común para medir las tasas de conversión de tus clientes, es decir, las acciones que él realiza y que lo convierten en algo más que una oportunidad de venta dentro de tu estrategia de Marketing.  Es la comparación y medición del rendimiento de dos versiones de la misma campaña enviada por un determinado canal (página web, email, apps, landings, entre otros).

¿Cómo diferenciar las dos versiones?

Tu campaña de Marketing no tiene que ser completamente diferente. El éxito de esta prueba es que aplicando pequeñas diferencias como el tamaño del botón y las palabras del llamado a la acción. Las fuentes usadas, los formatos, idiomas y organización de contenidos, puedan visualizarse diferencias en los efectos en las tasas de clics, páginas vistas y conversión.

¿Cuántas veces debería hacerse?

La idea del A/B Testing es probar un elemento a la vez para poder controlar los resultados positivos y negativos de cada cambio, confirmar conclusiones y ajustar la campaña de ser necesario y así la garantía de obtener mayor ROI estará asegurada.

¿Por qué hacer A/B Testing?

Sencillo, porque revela lo que realmente genera efecto en tus públicos de interés. Hacerlo mejora la efectividad de las campañas, genera mejores resultados en el compromiso de los consumidores y aumenta el conocimiento de los marketeros sobre los comportamientos de sus audiencias. Créenos, los resultados te asombrarán.

¿Qué debo saber antes de realizar un A/B Testing?

Lo primero siempre será elegir el elemento a medir. Para las llamadas a la acción, puedes probar los textos de los botones, su ubicación o los colores; en la página web, puedes variar contenidos, formas de navegación, la personalización y hasta ofrecer demos gratuitos para observar la conversión a mediano y corto plazo. En las redes sociales puedes incluir logos, probar imágenes de  perfil o enviar diferentes mensajes.

Para los mails intenta probar el nombre del destinatario, el saludo, la longitud del asunto, los medios audiovisuales, la personalización y los tiempos apropiados para enviarlos; para tu celular, intenta diferentes opciones de navegación, notificaciones y mensajes de apps y para los anuncios digitales, puedes probar los encabezados, la dirección url y variaciones de imagen y forma, entre otros.

¿Cuál es el proceso del A/B testing?

Una vez tengas definido qué vas a medir, debes crear una hipótesis sobre los posibles resultados de acuerdo a tu experiencia, insights de tu estrategia de marketing, retroalimentación de tus clientes y tu propio instinto. Luego, deberás decidir cuál será tu muestra, es decir, por cuánto tiempo y por cuáles medios realizarás la medición, cómo estarán divididas las listas de clientes con los que probarás tu teoría y cuál será tu indicador de éxito. Por último, programa tus pruebas, observa los resultados, determina cuáles elementos funcionan mejor y haz los ajustes necesarios a tu campaña de Marketing.

¡Hacer A/B Testing es más fácil de lo que crees…!

…Y más enriquecedor: cuando se unen los elementos que mejor efecto generan en los clientes, el ROI de la organización podrá incrementarse (encuentra aquí una versión online gratuita para hacer tus pruebas). Lo importante es recordar que dentro de cada estrategia es necesario mezclar la experiencia online y offline del cliente y el A/B Testing será de gran ayuda acercándote a tus clientes cuando éstos se encuentren en línea.

Quieres saber más acerca de la integración online y offline, no te pierdas estas notas.

Cuando el on y el off se unen a favor de la experiencia de cliente.
Experiencias omni-canal, entrevista a Andrés Restrepo.