Cuando hablamos de Endomarketing o escuchamos este término, pensamos inmediatamente en RECURSOS HUMANOS, pero ¿Somos conscientes de la magnitud que tiene de fondo este término?

Dentro de la cultura organizacional de la gran mayoría de empresas, está entendido que el Endomarketing solo consiste en tener un pequeño contacto con los empleados y que está responsabilidad es del área de Recursos Humanos, pero no es así.

Varias investigaciones realizadas a más del 65% de las empresas multinacionales más exitosas del mundo, reconocen que cuando se establece una estrategia o campaña de Endomarketing integrando, todas las áreas de la organización pueden llegar a elevar sus resultados anuales hasta un 20%. Un porcentaje que representa una ganancia bastante grande.

Suena bien ¿no?…

Es momento de sacarnos de la cabeza que Endomarketing significa una inversión innecesaria:

Hoy en día entendemos que existen dos clases de clientes, externos e internos. Los externos son los que adquieren nuestro producto y al cual le hacemos una gran inversión para cumplir o satisfacer sus necesidades, pero, ¿Entiendes que tu cliente interno es quien realiza la acción para que tu cliente externo esté satisfecho, y es a quien menos le inviertes? Ahora pongámonos a pensar, qué tiene más valor, una persona con un conocimiento bastante amplio pero que no tiene ningún compromiso con la empresa o una persona que, aunque no tenga el mismo nivel profesional que el anterior, se siente comprometido y a gusto con su trabajo; entendiendo que esta persona se puede llegar a moldear y capacitar en beneficio de los resultados.

Una buena estrategia de Endomarketing es una herramienta poderosa, capaz de alinear y engranar todas las áreas de la organización para trabajar por un mismo propósito y una misma meta. Esto significa menos empleados y más seguidores fieles que son capaces de poner pecho y sacar la cara por su trabajo y por su empresa; y mejor aún, que entregan un 110% para que las cosas salgan bien; lo que para tu empresa significaría menos PQRs por servicio al cliente, mayor ROI, menos costos en rotación de empleados, mejores experiencias para tus clientes, respuestas más rápidas, soluciones más efectivas y clientes internos más propositivos.

¿Una inversión innecesaria? Los grandes de la industria y las empresas más exitosas piensan lo contrario. Así que es momento que tu empresa asuma este reto y pienses en invertir en equipo y no en empleados. Y para darte una pequeña ayuda de cómo hacerlo, hemos creado las 8 acciones de endomarketing, comunicación interna y transformación cultural, una guía para los que piensan en crecimiento y no en conformidad.