En muchas de las campañas sociales se incluye a los influenciadores como un fuente confiable de tráfico a nuestras páginas y más de conversación, pero si los analizamos a fondo su labor no es distinta que la de cualquiera de nuestros seguidores, generar conversación.

Lo realmente valioso no son las métricas, lo valioso son los contenidos, de lo que está hablando la gente, lo que puede aportar a nuestra comunidad y a la marca. Lo que busca un usuario es la honestidad de los contenidos, transparencia a la hora de decir las cosas.

La redes sociales son un medio de comunicación que no depende de si mismo sino de las personas, por eso es necesario un contacto más humano.