Todas las empresas tienen seres humanos trabajando en ellas y como seres humanos, no somos perfectos. Tal vez esa sea la razón por la que todas las organizaciones buscan mejorar y para eso deben innovar continuamente, un proceso prácticamente imposible de lograr cuando no se conoce el ciclo Deming del negocio, el responsable de incrementar el rendimiento de todos los miembros.

Éste es un proceso cultural que  implica trabajo en equipo, comunicación eficaz, principios y visión empresarial. Se trata de ir más allá de la zona de confort para aportar críticamente a la organización y movilizar la voluntad de cada quien, alcanzando estándares más altos, superando obstáculos, previendo inconvenientes y sabiendo de antemano cómo solucionarlos.

Ciclo Deming
Ciclo Deming o Ciclo PDCA

El ciclo Deming, también conocido como PDCA consiste en 4 etapas en todo tipo de empresa: Plan, Do, Check y Act (Planear, Hacer, Verificar y Actuar). ‘PLAN’ es la etapa de aceptar los desafíos, de decidir qué actividades del proceso son necesarias y cuáles deben cambiar para mejorar mientras  se planean pruebas piloto para probar los posibles efectos de aquellos cambios.

ciclo Deming
Proceso del Ciclo Deming

‘DO’ es la ejecución del plan, ensayos y ajustes que implican la mejora continua de un proceso; ‘CHECK’ es verificar los logros, es decir, “observar y medir los efectos producidos (…), sin olvidar de comparar las metas proyectadas con los resultados obtenidos chequeando si se ha logrado el objetivo previsto”. Y por último, ‘ACT’ o Ajustar, es recoger los aprendizajes, analizarlos y ejecutarlos según las observaciones realizadas para mejorar y volver a comenzar el ciclo, que nunca debe dejar de fluir.

Sé el cambio que quieres ver en tu empresa

En el mundo occidental existe mayor tendencia al ‘Do’ de la organización, mientras que Check, Plan y Act se dejan de lado, debido a que es en esta fase del ciclo cuando se analiza el proceso previo a la toma de decisiones de cambio y mejora.

Para conocer el ‘DO’ del negocio es necesario definir el objetivo sobre los cambios que se harán, investigar los síntomas que indican que es necesario cambiar, elaborar un diagnóstico (¿qué efectos generan esos síntomas?), predecir resultados frente a diferentes acciones a tomar y planificar los cambios a realizar (presupuesto, lugares, personal y tiempos antes de realizarlos).

Según el ciclo Deming, es importante hacer esta etapa por medio de pilotos que permiten “revisar resultados y poder establecer ajustes en modelos, para luego extrapolarlos al resto del universo o a las situaciones reales de trabajo con una mayor confianza en el resultado final”.

Por eso, resulta indispensable que cada miembro de la organización sea una persona que aprenda y que tenga la capacidad de enseñar a otros y que sea capaz de pensar por sí mismo. Cada miembro debe ser y hacer su propio DO, sólo así podrá mejorar continuamente, generar el ciclo Deming que toda empresa necesita y escribir los nuevos capítulos de la organización.