Una venta no es el final del recorrido con el cliente, al contrario, es el inicio del camino que creará una relación o un vínculo en el que vamos a compartir diferentes experiencias.

Como todo en el mundo actual, el Marketing ha evolucionado, ya no es una simple estrategia de captación de clientes- marketing transaccional- sino que se transformó en la búsqueda continua de la satisfacción integral del consumidor-marketing relacional. Ahora el centro de nuestra empresa es el cliente, debemos diseñar estrategias que giren alrededor de él. Así le daremos momentos de valor a través de experiencias personalizadas.

¿Cuál es el objetivo del Mercadeo de Relaciones? Básicamente que los compradores sean fieles a nuestros productos y que elijan nuestra empresa por encima de otras. La clave está en involucrar sus componentes: el servicio al cliente, la calidad y el marketing. Esto abrirá paso a establecer y mantener relaciones duraderas y rentables con ellos.

Para desarrollar una estrategia de Marketing Relacional efectiva es importante que tengas en cuenta estos pasos:

Identifica

Cada posible cliente es un mundo nuevo, por eso, es importante que conozcas todo de él. Qué hace, por qué lo hace, cómo lo hace y por último qué necesita. De esta manera podrás segmentarlo y brindarle una solución más efectiva.

Diferencia

Un cliente, un valor. La experiencia que le brindes y la relación que tengas con cada uno de ellos, vale oro. Determina el valor de tus usuarios según:

  • La frecuencia de compra.
  • El monto de la compra.
  • La fecha de la última compra.

Interactúa

Segmentar los clientes te ayudará a disminuir los costos de transacción, ya que te permite dar respuestas personalizadas a necesidades específicas. Por cada interacción debe haber un seguimiento que te permita medir cada acción del consumidor.

Si usas el Marketing Relacional es posible aumentar el ROI (Retorno de inversión) y disminuirás la inversión en marketing. Tip: cuando vayas a adquirir nuevos clientes, primero piensa en mantener y fortalecer la relación con los que ya tienes.