Antes de empezar esta nota sobre Marketing Relacional, un tema que muchos conocen y otros no tanto, quiero dejarte preguntas abiertas. ¿Qué es más rentable? ¿Atraer nuevos clientes o mantener y fortalecer la relación con los que ya tienes? Es una pregunta que seguramente has escuchado, pero ¿lo has pensado de verdad?

A través de la experiencia que he adquirido durante algunos años, me he dado cuenta de que muchas veces por más consejos que se den a las empresas, estas no siguen las recomendaciones. Muchas marcas se quejan de que no tienen clientes, de que los consumidores ya no son fieles y un sinfín de reproches. Pero no se han percatado de que el error es de ellos.  EL problema es la forma tan desinteresada en la que tratan a sus clientes y el poco valor que brindan con sus productos, comunicación y experiencias.

Compañías que crean comerciales emotivos pero sin ningún contenido de valor, el mundo se emociona por dos segundos y los olvida. Eso pasó de moda hace mucho tiempo. El boom de hoy y el salvavidas de las empresas pequeñas, medianas y grandes son las relaciones, las estrategias y el buen manejo de base de datos. Los consumidores ya no se interesan en si tu publicidad es la más linda, en si eres el más conocido o el del mejor precio. Hoy, una persona escoge un producto porque la marca lo conoce y le da una experiencia positiva.

 

Haz preguntas

Preguntas como ¿Qué te pareció nuestro servicio?, ¿Qué podemos mejorar para crear una mejor experiencia?, ¿Qué podemos ofrecerte para reivindicarnos por el mal momento que tuviste?, ¿Qué te molestó para dejar de ser nuestro cliente? ¡Queremos saber tu opinión para mejorar y volver a ser tu opción #1!

Cosas tan simples o tan básicas que aunque tienen un costo, no se comparan con la ganancia que recibirás de un cliente. Aunque a veces se pueda molestar, va estar ahí generando ganancias fijas y no momentáneas.

“Escucha, atiende, entiende y aprende de tu cliente, antes de pedir nuevos tratos con él”- Speak1to1.

Recuerda, si ya te dieron confianza, depende de ti mantenerla. El RM  es una herramienta que no solo genera relaciones nuevas, también es una ficha clave para crear relaciones más fuertes con los clientes que creyeron en ti.

En el FMR de 2016,  Pablo Fernández le habló a Bendita Essence sobre cómo aumentar el valor de los clientes a través de la relación. A continuación puedes ver qué nos contó.