Más que tratar de hacer publicidad diversa, debemos pensar ¿cómo podemos ser realmente diversos?

Yo creo que el ser diversos nace de lograr que las organizaciones que son el origen de las marcas se piensen internamente diversas. Y pensarse internamente diverso es parecerse a la vida, no parecerse a un estereotipo, a una imagen que no existe.

Al contrario, es tratar de mostrar cómo es la sociedad, qué está pasando en la sociedad, qué está pasando en la vida de la gente y tratar de que la organización se parezca a eso, a lo que está pasando en la vida real.

Con eso, una organización es diversa. Porque acepta y entiende los cambios que están sucediendo, entiende y acepta la realidad de la raza, de la cultura, de las orientaciones sexuales, de los géneros. Debería parecerse a la vida; y es clave señalar que  La diversidad, el mejor negocio que puede hacer una marca. 

El papel de la tecnología

Hay muchas cosas que se pueden contar de la gran transformación que ha tenido la tecnología pero sin duda el elemento más importante ha sido el tema de la conectividad. El podernos conectar hoy y poder entender que no somos los únicos, que podemos expresar la realidad. En esa realidad social cada cual expresa su individualidad.

El selfie representa eso, la gente quiere verse, no a las marcas”. Renato Meirelles en CIMPI 2015.

La tecnología se ha convertido en un actor determinante: cuando las marcas aprovechan el papel de la tecnología, las líneas de las jerarquías se desdibujan y unen a la gente en acciones conjuntas.

Pensar diverso desde el proceso creativo

Las agencias deben tratar de pensar los procesos creativos de cara a la sociedad, de cara al mundo, a la realidad, de cara a la cultura. Yo siento que seguimos pensando muy encerrados, con las ideas que tiene la agencia sin entender el input tan maravilloso, o el aporte que puede dar la gente, el mundo, la vida real.

Debemos mirar a la vida y no los estereotipos, tratando de mirar a las personas como son, a la realidad de cómo es nuestra cultura y nuestra sociedad y no tratando de inventar estereotipos que representan probablemente lo que un pequeño grupo quiere, que claramente no es la realidad de de la población.