Así parecen funcionar las estrategias de RSE de muchas compañías en Colombia,  que se presentan a la comunidad como la gran maravilla y que terminan siendo solo un puñado de mentiras que calan hondo en el inconsciente de  las personas.

A raíz de la problemática que se destapó con la muerte de casi 20 animales en el Casanare por la peor sequía de su historia, un video que muestra la realidad de las empresa petrolera y su relación con la comunidad ha salido a la luz y relata de alguna manera la realidad a la que se enfrentan no solo las empresas mineras sino toda empresa que tiene una relación directa con la comunidad, que en la práctica es cualquier compañía. Link al video.

Hoy entre tanto esfuerzo por vender más, reducir los costos operacionales y dejar un mayor margen de ganancia a las empresas se les olvida que es la sociedad cuando consume sus productos lo que los mantiene a flote, lo que genera dividendos y lo que paga las cuentas, los empleados y hace subir el valor en bolsa. Situación que solo recuerdan cuando tienen una crisis, o cuando la protesta en un alejado y olvidado rincón se hace pública gracias a herramientas como las de las redes sociales.

¿Por qué esperan las compañías hasta esos momentos para revertir el daño o por lo menos demostrar que tienen algún nivel de interés en lo que le sucede a la gente que rodea su producción?

Obviamente hay que tener un margen de ganancias y mantener la rentabilidad arriba, pero ¿no sería también bueno que todos pudieran ganar? ¿no habría una mejor realidad entre las compañías y la sociedad si en lugar de mostrar planes imposibles, presentaran proyectos viables con impacto real en las comunidades que se encuentran en la zona de influencia?

¿Hace cuánto que no revisa el plan de RSE de su compañía? ¿No cree que es hora de evaluarlo y saber qué puede hacer por la gente?