Los objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), ya se definieron; la agenda con 17 propósitos ha destacado temas como la erradicación definitiva de la pobreza, la educación de calidad, el trabajo decente, el consumo responsable y las comunidades sostenibles.

Durante los próximos 15 años estos puntos serán el marco de desarrollo mundial y se convertirán en un foco clave y referente para los programas de RSE de las organizaciones, que como agentes sociales tienen un alto compromiso aportando a su cumplimiento.

Según la Red del Pacto Mundial de España, “los ODS establecen un marco común a nivel internacional, lo que proporciona a las empresas una agenda específica para conocer qué temáticas trabajar y cómo encuadrar sus contribuciones en materia de desarrollo”.

Pensando en esto, el primer paso es sensibilizar a las organizaciones para actuar desde lo local, contribuyendo a estos propósitos, por supuesto reconociendo que “sólo en entornos prósperos, estables, inclusivos y transparentes se obtendrán beneficios a largo plazo y  viceversa: sólo en lugares donde se cuente con un sector empresarial sólido, transparente y sostenible se lograrán sociedades prósperas”. Red del Pacto Mundial de España

Precisamente el grupo Grupo Empresas Públicas de Medellín (EPM) viene trabajando en este objetivo, con una política de sostenibilidad integrada en todos sus negocios, como lo destaca Margarita Salazar.

“La RSE hace parte del núcleo, por ello está concentrada dentro de las operaciones de la organización, por ejemplo, al hacerse un plan de expansión de infraestructura también deben involucrarse todas las prácticas de RSE para generar mayor valor para la organización, pero también para los grupos de interés con los cuales nos relacionamos. Garantizamos que a lo largo del grupo EPM, se incorporen las prácticas de RSE en cada una de las experiencias diarias”.

EPM viene desarrollando acciones en áreas como la biodiversidad, la contratación responsable, el cuidado del agua, los derechos humanos, estrategias climáticas y la producción y consumo sostenible, como lo destaca en su informe de Sostenibilidad.

La RSE de EPM parte de una convicción ética, inmersa en la cultura y procesos de la organización, lo que les permite ejecutar acciones que agreguen valor a los grupos de interés y a la organización. Un enfoque de sostenibilidad aplicado transversalmente.