El termino “Marketing Relacional” no es algo nuevo, es un tema que en el transcurso del tiempo ha entrado y salido de la moda del Marketing, pero ¿qué ha pasado en esta época, en donde los clientes, las marcas y las personas exigen personalización y en donde la fidelización ya no es un tema de costos o de qué tan bueno es el producto? Estamos hablando de crear momentos de valor, a partir de esos contactos que puedan generar una verdadera RELACIÓN a largo plazo. No es tan fácil como suena porque el consumidor se canso de ser tratado como un objetivo y exige ser tratado como HUMANO.

Son muchas las empresas que han cambiado su filosofía e intentan enfocar sus metas al crear estrategias de Marketing Relacional. Pero son pocas las que realmente lo han logrado, porque está claro que todos queremos ganar, pero si no tenemos en nuestra mentalidad que el foco no es el dinero sino nuestros clientes, por más que hablemos de RELACIONAMIENTO jamás lograremos un buen resultado. (Conoce Cómo Medir Marketing Relacional, Conoce 5 Métricas)

Es por esto, que hoy queremos compartirles un caso de éxito en donde la marca deportiva Wilson que a través de una campaña llamada “MI WILSON”, busca mostrar que la única relación que una persona tiene con su equipo deportivo, son las historias que crean juntos.

“Esta campaña fue diseñada para crear una conversación entre los atletas jóvenes, a través de una amplia gama de deportes. Sobre el papel que su equipo juega en sus vidas y en la búsqueda de sus ambiciones personales en el deporte que aman jugar” afirma Amy Weisenbach, vicepresidente de Marketing.

 

 SPOT CAMPAÑA

Weisenbach se refiere a la campaña como un esfuerzo de marketing de 360 ​​grados con un fuerte énfasis en las redes sociales y medios digitales y que tuvo un gran enfoque en las redes sociales. Con esto contaron con la colaboración de deportistas profesionales como Serena Williams, Roger Federer, Dustin Pedroia, Kerri Walsh, Brendan Steele Grigor Dimitrov, así como entrenadores y profesionales de la enseñanza, que tuvieron conversaciones con los atletas jóvenes a través de Instagram, Twitter y Facebook.

Momentos como estos generan una verdadera conexión con los consumidores, dándoles el poder de interactuar, conocer y conectar con la marca de una manera tan personal, que las personas no crearán una fidelidad, crearán una RELACIÓN con la marca.

Temas que te pueden interesas.