Las agencias hablan todo el tiempo de KPI’s, mediciones y objetivos, pero cuando sus clientes preguntan ¿Cuál es el valor de cada fan? muchas se quedan sin respuesta. Y es que el valor real de un fan solo puede ser medido por el seguimiento y conociendo si se convierte efectivamente en un aporte monetario a la compañía.

Pero hay otra forma de hacerse valioso para una marca aunque no compres sus productos y es convirtiéndote en embajador de ella.

Muchas empresas han tratado de definir un valor standard pero la mejor forma de lograrlo es estableciendo el consumo real de cada usuario.

Olivier Blanchard nos habla de cómo establecer este valor del fan, si quieres aprender más de él te invitamos al congresosm para que descubras nuevos caminos junto a grandes personalidades del social media a nivel mundial.