Los medios digitales hoy nos retan con más fuerza. Las redes sociales y las plataformas digitales han impulsado la voz de los consumidores que hoy demandan múltiples soluciones para sus necesidades en tiempo real. El gran reto es integrar estratégicamente la tecnología en la propuesta de valor, respaldándola y contribuyendo a su alcance.

Speak1to1 asistió a &then16, allí habló con John Deighton, docente de la Escuela de Negocios de Harvard, quien recientemente publicó el informe “Future trends in Data- Driven Marketing”, donde profundiza en la integración de los medios online y offline en pro de la construcción de la experiencia de cliente.

Al integrar las preferencias y comportamientos online y offline de nuestros clientes, podemos impactar de manera positiva la experiencia que viven con la marca“, Deighton.

En la entrevista se refirió a cómo el retail ha encontrado oportunidades en la integración de plataformas digitales y sociales, destacando investigaciones que exponen una amplia participación de las plataformas digitales en las compras actuales. “Luego de hacer una análisis de más de 1.000 millones de transacciones se identificó que el 40% de las compras de producen a través de múltiples dispositivos y alrededor del 30% de las transacciones son en dispositivos móviles”. 

Los datos se traducen en una ventaja competitiva 

Deighton destaca en el informe cómo el análisis de datos y el conocimiento obtenido de la combinación de ILCD a través de canales (por ejemplo, correo electrónico y social) dan a los minoristas de comercio electrónico una ventaja sobre las tiendas convencionales donde los clientes aún siguen siendo anónimos.

Allí es donde se encuentra la tendencia para el 2017: ya los minoristas de e-commerce están aprovechando este activo para abrir tiendas físicas.  Un claro ejemplo de la tendencia es Amazon, quien abrió su tienda en Seatte en 2015. “Curiosamente no hay precios en los libros de la tienda, animando al navegador a usar el teléfono o una aplicación para escanear códigos de barra para que el comerciante conozca la identidad de quien compra. El dispositivo se combina con el perfil de Amazon del cliente, con historial de compras, recomendaciones e información de tarjetas de crédito almacenadas”, señala el informe.