Fuente: Salesforce, https://www.salesforce.com/eu/learning-centre/marketing/what-is-lead-generation/

Un registro o lead es la información que como compañía tenemos de nuestros usuarios. Para generarlos tenemos que ganar el interés de nuestros clientes potenciales y retener a aquellos que ya conocieron nuestros productos, solo así incrementaremos las posibilidades de futuras compras.

Anteriormente la generación de Leads se hacía por medio de representantes de venta que llamaban a las personas o los visitaban. Los avances de la tecnología han hecho posible recolectar información, fácilmente, sobre clientes potenciales y luego adaptar los productos a las necesidades de los usuarios.

Hoy los clientes tienen la información en las yemas de sus dedos. Pueden usar motores de búsquedas como Google, redes sociales, blogs y otros canales virtuales para buscarla. Incluso pueden volverse expertos sobre nuestros productos antes de comunicarse directamente con nosotros. El ciclo de ventas evolucionó gracias a la tecnología.

¿Cómo tener éxito generando Leads?

  • Conoce el perfil de tu comprador ideal: Discute con tus colegas el cómo debería ser tu cliente ideal, el que ustedes como empresa desean. Tener una idea clara de lo que estás buscando facilitará las oportunidades entre marketing y ventas más adelante.
  • Diferencia entre interés e intención: Filtra toda la información que recibes para saber qué usuarios podrían ser clientes valiosos y quienes no. Es importante diferenciar entre interés e intención. Si ves que han acudido superficialmente a tu sitio web, los puedes dejar ir. En cambio, quienes llenen formularios, estén pendientes de tu contenido o se inscriban a tus espacios, están demostrando intención de comprar, así sea en un futuro.
  • Dale a tus leads una calificación: Puntuar a tus leads hará más efectivo el paso del mercadeo a la venta.
  • Sé paciente: Recuerda, no todos los leads van a comprar inmediatamente, sigue cosechando tu relación con ellos para obtener frutos.
  • Crea contenido atractivo: Tómate el tiempo para crear contenido valioso, ya sea para un newsletter o para tu blog. Rastrea cómo le va a ese nuevo contenido e identifica los puntos a mejorar, todo es un aprendizaje.