El 14 de julio la prensa colombiana despertó con titulares que destacaban el 1-0 entre Alemania y Argentina y los medios de las ciudades más grandes del país centraban su atención en las conclusiones futbolísticas del mundial. Simultáneamente y con menor cobertura las milicias palestinas disparaban más de 130 cohetes contra Israel, se agudizaba el fenómeno del niño en Sucre y Pereira era nombrada la nueva sede del equipo Águilas Doradas.

Los cuatro hechos podrían calificarse como relevantes, pero el despliegue mediático que se le dio a cada uno determinó su nivel de importancia en la agenda nacional. McCombs y Shaw denominaron a esta facultad de los medios como la agenda setting, una teoría en la que se destaca el poder que tienen los medios para definir la relevancia y el espacio que un tema tendrá en la opinión pública.

Pero, ¿por qué hablar de medios de comunicación en un blog de marketing relacional? La respuesta es simple, las organizaciones que reconocen la importancia de mantener y fortalecer las relaciones con sus clientes identifican en los medios de comunicación la posibilidad de llegar a públicos específicos, con necesidades únicas, que confían y consumen con frecuencia la información producida por esto.

En este punto el marketing de comunicación identifica en las relaciones públicas la oportunidad  de orientar, gratuitamente, contenidos estratégicos en un canal que nos permitirá llegar a nuestros stakeholders primarios y secundarios, y además aumentar nuestra visibilidad y el nivel de recordación (top of mind). Lo mejor de todo es que un tercero será quien hable de nosotros, aumentando la credibilidad de la información.

¿Entonces cuál es la relación ideal entre una empresa y los medios? Bueno, el primer paso para establecer una relación perdurable es la introspección, ¿qué hacemos? ¿Quiénes somos? ¿Cómo somos percibidos y cómo queremos que nos perciban? ¿Qué queremos decir? Partiendo de este análisis debemos definir a quién queremos llegar y a través de qué medio lo haremos. Es necesario, por lo tanto, hacer una segmentación de nuestro público y un reconocimiento de los medios.

Un experto en relaciones públicas identifica las características de su interlocutor y emite información diseñada exclusivamente para él; los medios de comunicación son uno de nuestros stakeholders  y al igual que con nuestros clientes debemos esforzarnos por establecer relaciones fuertes con ellos, en este orden de ideas es necesario que la empresa reconozca en los periodistas un público nuevo, generando con nuestras acciones contenido que sea relevante para el medio en el que trabajan y, por supuesto, para sus lectores.

Las relaciones públicas con medios de comunicación le permitirán a la empresa llegar a segmentos específicos con características geográficas similares e intereses temáticos comunes. Además tendremos la posibilidad de segmentar nuestra comunicación de acuerdo al tipo de medio (tradicionales, online) aumentando así la efectividad de nuestro mensaje.

En pocas palabras, fortalecer nuestras relaciones con medios de comunicación significa, al tiempo, fortalecer las relaciones con nuestros clientes, creando naturalmente lazos de confianza.