El propósito de las marcas debe enfocarse más en la relevancia que tenga para sus clientes que en el retorno de la inversión que le representa. En realidad la relevancia y el ROI son un tema de doble vía, crear una marca relevante para tus consumidores reales o potenciales en algún momento representará una ganancia económica, ya sea por la compra directa o por la simple recomendación.

Lo que estamos haciendo en social media es sembrar semillas a largo plazo, creando relaciones duraderas y fuertes con nuestros consumidores, poder convertirnos en una marca fuerte, que inspire lealtad, que la gente aprecie y que defienda, marcas a las que la gente lleva en el corazón.