Las líneas que limitan los conceptos entre producto, marca y valor en ocasiones no parecen ser tan obvias, precisamente pensando en esto, Jeffrey Weinstock, MBA, Profesor University of Miami nos contó los puntos clave de cada término, definiendo producto, marca y propuesta de valor.

Producto

El conjunto de atributos físicos y tangibles proporcionados por el producto, particularmente la funcionalidad, el diseño. Son todos los aspectos palpables, tangibles, aprovechables. Un claro ejemplo de éxito en este ámbito es Apple, desatacado por su diseño interesante, atractivo y sencillo.

Marca

La marca sin embargo, son las cosas auxiliares alrededor del producto, por ejemplo el nombre del producto, el slogan. “Me encanta”, en el caso de McDonalds; nada tangible, es algo auxiliar, algo alrededor del producto.

¿Cómo definir el valor?

El valor se define como la diferencia entre beneficios y costos, por supuesto el total de beneficios debe superar el total de costos, así se genera valor. Pero en ese total se debe tomar en cuenta los beneficios tangibles e intangibles y los costos tangibles e intangibles.

Beneficios intangibles

Los beneficios intangibles incluyen el impacto psicológico social, por ejemplo cómo me siento como usuario de Apple; un beneficio intangible. Y además los beneficios sociales, ¿cómo me ven los demás con un elemento Apple en la mano? Esos son los beneficios intangibles que obtengo de un producto.

Costos tangibles e intangibles

Los beneficios deben ser comparados con el costo total. El costo tangible obviamente es el costo dólares, euros. ¿Cuánto debo pagar por el producto? IVA, impuestos, precio, entrega, instalación, mantenimiento.

El costo intangible sería todo lo que tengo que pagar que no se mide en dólares, por ejemplo los costes de oportunidad, el costo de la molestia (Hassle Cost). El consumidor moderno de forma inconsciente siempre calcula sus beneficios y sus costos, puede que no considere conscientemente el beneficio social pero sí lo tiene en cuenta.